exito

El Pastel de Chocolate como Camino al Éxito

Posted by admin on September 07, 2016
Pensamientos, Reflexiones / No Comments

Me encanta el pastel de chocolate, su sabor dulce, su textura, se deshace en la boca y las endorfinas se liberan, dándome un placer suculento y especial. Luego viene la culpa: Tiene un montón de calorías, es difícil de digerir para el estómago y es una forma segura de acumular tejido adiposo en el área abdominal.

¿Cómo algo tan delicioso y que en exceso me puede provocar diabetes es mi camino al éxito?

Pues verás, el enemigo principal del éxito es la impaciencia, la incapacidad de retrasar o posponer la satisfacción. La ruina de la economía es la deuda, por ejemplo, una descendiente directa de este fenómeno: Compre ahora, pague después, con un montón de intereses, claro. Antes se tenía que ahorrar para poder darse uno un gustito, o tenía un fondo de propósito específico (un jarrito en el que ahorrabas para una nueva licuadora o una tele, etc).

Con el crédito, todo se vino abajo, compre AHORA, téngalo YA, páguelo después, pero aun precio mucho mayor. Las tiendas como Coppel o Elektra no venden electrodomésticos o ropa, venden acceso a los bienes, venden crédito, de hecho las tarjetas de crédito tienen mejores tasas de interés (que ya es mucho decir).

Así como la incapacidad de posponer la satisfacción nos impide tener éxito económicamente al adquirir deuda, nos lo impide en todas las demás áreas. Ganancia a corto plazo por pérdida al largo plazo. Y el éxito no son sólo quince minutos de fama, el éxito debe poder mantenerse en el tiempo, es dedicarte a hacer lo que quieres hacer deliberadamente. Y lo que nos lo impide es la deuda, la carga emocional, los problemas que nos echamos a la espalda por no poder posponer la satisfacción, como cuando nos comemos la torta antes del recreo (que casi no pasa) o cuando dejamos de estudiar y prepararnos por trabajar y ganar dinero ya.

Pues aquí es donde entra mi amado pastel de chocolate. Lo usamos para “entrenar”, te lo pones enfrente y NO te lo comes, la mayor cantidad de tiempo posible. Seamos honestos, ese pastel va a desaparecer, claro está. Pero cada vez debemos soportar más tiempo sin comerlo, aplazando el placer, poniéndote metas: Cuando acabe este reporte, lo comeré, cuando termine de asear o de lavar la ropa, cuando haga mis 20 minutos de ejercicio o simplemente 5 minutos más que ayer.

Poco a poco, gradualmente nos condicionaremos a posponer la satisfacción, lo que nos hará mas aptos al momento de tomar una decisión racional, en lugar de una emocional. Nos entrenaremos como los nadadores a estar cada vez más tiempo sin respirar, para mejorar nuestros resultados, en todos los ámbitos de nuestra vida.

El pastel de chocolate puede pavimentar tu camino al éxito.

Tags: , , , , ,

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com