Motivación

Desapégate de los Resultados

Posted by admin on July 04, 2018
Motivación / No Comments

“Haz el bien, sin mirar a quién” significa “Desapégate de los resultados”.

Si ves a una viejita batallando para llevar el mandado en la calle, la ayudas, pero no le pides su teléfono para llamarla después y cobrar el favor. “El universo ya te lo devolverá” diría Cohelo, pero el universo somos todos. Alguién, con nombre y apellido, notará tus acciones y querrá recompensarte de alguna forma, haciendo negocios contigo, comprandote algo o recomendandote con otras personas, es la famosa “Ley de Atracción”, en realidad no atraes cosas buenas a tu vida con el pensamiento, no es como un imán, es pura y llana atracción humana, social, hacemos negocios con la gente que nos cae bien, vemos por nuestros amigos, nos sentimos atraídos por personas interesantes, es natural. Por ello, si regularmente aportas a la sociedad, alguién lo notará y, cautivado por tu personalidad, atraído por ti, querrá también ayudarte.

“Haz fama y échate a dormir”, la fama corre veloz, una vez que se ha llegado a un buen número de personas, en mercadotecnia es “estrategia de marca”, es reconocimiento, son ventas por recomendación o por afiliados, por ello, hemos de dar el mayor valor posible a la mayor cantidad de personas posibles, si no es por consciencia, por humanidad, por conveniencia también se vale, pero desapégate de los resultados, confía en tu trabajo, es una paradoja que no tengas que buscar un bien para ti sino ayudar a los demás, y sin esperarlo, los resultados aparezcan, las puertas se abran, pero así es.

No es por fé ciega, no es positivismo absurdo, es consecuencia natural, los humanos tenemos un deseo de retribución permanente, por eso damos propinas, a la mayoría no nos gusta deber, si alguién nos hace un favor, deseamos retribuirle. Es el mismo principio. Da. Sirve. Aporta. Vive.

Tags: , ,

La Opinión de los Demás

Posted by admin on December 04, 2017
Motivación / No Comments

Si te importa tanto la opinión de los demás, es que tienes una mala imagen de ti mismo. La mayoría de nuestras acciones son para nosotros, si les pones atención, nos daremos cuenta. Si nos puede mucho quedar mal, es porque creemos que somos el reflejo que vemos en los demás.

Creemos que somos nuestra reputación, cuando no es así, y si nos la creeremos, nos convertimos en lo que los demás piensen de nosotros, en lugar de vivir nuestra propia vida. La meta ha de ser cambiar la imagen que tenemos de nosotros mismos, mejorarla al punto de que no nos importe lo que los demás piensen de nosotros.

Pongamos un poco de atención y nos daremos cuenta de que cuando hablamos a los demás *sin que nos pregunten* en realidad nos hablamos a nosotros mismos, intentamos convencernos por todos los medios de que somos lo que les decimos a los demás que somos. Somos nosotros los que no nos creemos, no los demás.

Si te aseguras que los demás piensen que eres fuerte, es porque te crees débil, si quieres que otros piensen que eres listo, te sientes tonto, si quieres que vean que “tu si las puedes”, en realidad no estás del todo convencido de tu valía. Desarrollemos un estándar de dar el 100% de nosotros mismos, cada vez, independientemente de los resultados o reconocimiento de los demás. Eso nos dará una tranquilidad indescriptible y un sentimiento de autorrealización soñado.

A medida que nos aceptemos a nosotros mismos, nos relajaremos, nos importará cada vez menos el reconocimiento de otros personas y paradójicamente, lo obtendremos automáticamente porque ¿Quién no quiere estar cerca de alguien generoso, alegre y confiado? La sana autoestima es la mejor formadora de reputación.

Tags: , , ,

El Factor Repetición: Funciona

Posted by admin on October 14, 2017
Motivación / No Comments

Prácticamente todos los oradores motivaciones y libros de desarrollo personal insisten en la repetición de frases positivas para lograr al éxito, en las afirmaciones. Esto suena bastante simplista, no te vas a volver millonario o famoso solo por repetirte que lo eres, eso es evidente, sin embargo lo que no te dicen es exactamente como funciona, es una caja negra, lo más que te dicen es  que son un tipo de mensajes subliminales, que “programan” tu mente y dan ejemplos bastante radicales como “no me duele la cabeza”, “no me duele la cabeza”.

Esto no es así, como la gran mayoría de los consejos populares, no están lo suficientemente detallados, están diseñados para dar esperanza y para un tipo particular de persona, la volitiva, en la que las creencias están bien arraigadas. Para nosotros los racionales, esto no tiene ningún sentido y no nos entra en la cabeza, como sabemos, no nos gustan las cajas negras, no nos gusta ir a ciegas, necesitamos de una explicación mejor para comprenderlo, el “no puedo explicarlo” nos hace desconfiar. Bastante. Pues bien, para eso estoy aquí.

He aplicado la técnica de la repetición exitosamente de la siguiente manera:

Primero, tienes que saber que es especifica, no general., y que necesita consciencia y un propósito definido previamente. No funciona decir “soy rico”, “soy poderoso”, “no me duele la cabeza” para lograr eso que estas afirmando, no, su verdadera función es recordarte tu propósito.

Supongamos que estas perdiendo el tiempo navegando por la Internet y te encuentras con un comentario de esos para generar polémica y te pones inmediatamente a contestarlo, exponiendo tus puntos de vista. Esto puede hacerte perder horas en discusiones inútiles, lo sabes y tienes un momento de iluminación y recuerdas que esto no te llevará a tu propósito, digamos, de hacer hacer algo de dinero extra.

Pero tu hábito es fuerte, te presiona para contestar, te gusta engancharte en discusiones, aquí es donde entrar las repeticiones: Repite 3 veces “Quiero hacer dinero extra”, “Quiero hacer dinero extra”, “Quiero hacer dinero extra”. Repite estas repeticiones tres veces. Este bombardeo combate el impulso volitivo y te recuerda tu propósito, así que dejas inmediatamente eso que estas haciendo y te pones a hacer algo más productivo.

Funcionan combatiendo una mala costumbre, formada por repetición, a través de repeticiones, rápidas, cortas, concisas y consecutivas, como una ráfaga. Verás, operamos como una computadora que recuerda las páginas que visitaste, como un servicio de tv que recuerda tus programas favoritos y te pone otros que se relaciones con ellos, recordamos nuestras preferencias y las ponemos al principio de la cola. Las preferencias son determinadas por tendencia, como las modas, si últimamente hemos visto muchos documentales, documentales es lo primero en la lista de reproducción.

Supongamos que ahora estamos de humor para series de comedia. Vemos una, pero siguen apareciendo documentales, vemos otra y otra y pronto tendremos arriba en la cola solo series de comedia. Es el mismo principio. Recordamos lo que está más fresco en la memoria, así que el factor repetición debe ser usado con fines específicos en momentos específicos y necesitamos de un propósito previamente definido, como ahora que queremos ver series de comedia, era nuestro propósito en el ejemplo, debemos de tener algo que de verdad deseemos. Si no es así, las repeticiones no tendrán el mismo efecto, pues NO es nuestra preferencia.

Las Visualizaciones

Somos muy visuales, reconocemos objetos por la vista. Otro uso importante que podemos explotar del factor repeticiones es la memoria a corto plazo. Como definimos, operamos por tendencia, así que si hay algo que no queremos olvidar a corto plazo, como pagar la cuenta de electricidad saliendo del trabajo, empleamos el truco de las repeticiones: Tres veces diremos “saliendo pago la luz” mientras nos imaginamos en la caja con el recibo y el dinero. Repetimos esta serie tres veces, es decir, el total es de nuevo.

Debe ser corta, clara y concisa. Al final del día, existe una mayor posibilidad de recordar este detalle, que si no. Así es como podemos utilizar las visualizaciones de una forma más específica.

Son muy socorridas por la llamada “Ley de Atracción”, que no es otra cosa que una implementación a largo plazo de esta técnica, más detalles en el siguiente artículo.

Tags: , ,

Cualquiera que Quiera Hacerte Decidir por Miedo No Quiere un Bien para Ti

Posted by admin on August 29, 2017
Motivación / No Comments

Cualquiera que pretenda meterte miedo, no quiere un bien para ti, quiere un bien para él. Trata de influir en ti, dirigirte hacia una decición que es más cómoda o beneficiosa para él, no esta pensando en tu bienestar o tus deseos, tus objetivos, sino en los de él mismo.

“Piensalo bien”, “No te arriesgues”, “Vas a fracasar”, “¿De que vas a vivir?”, “Piensa en tu familia”, todo suena hasta lógico, sin embargo, ó estan destinadas a limitarte ó a “asegurarte”, a mantenerte a salvo, más no necesariamente feliz, no necesariamente para cumplir tus metas.

Inclusive nuestros seres amados nos la aplican muchas veces, quieren que estemos “bien”, pero lo que en realidad estan haciendo es tratando de evitar el peligro, el riesgo, la posibilidad de daño. Cualquiera que antepone la seguridad a la libertad, no merece ni la una ni la otra. Tómalo muy en cuenta, el miedo es el primer obstáculo a vencer para una vida plena, cualquiera que quiera infundirtelo no esta siendo tu amigo, por lo menos en ese momento.

Así que sonríe, ten confianza, tente fé a ti mismo. Equivocate, seguido y pronto. Entre más rápido mejor, más rápido aprenderás, más rápido adquirirás experiencia. El mundo le sonríe a los valientes, todos necesitamos héroes que nos inspiren a seguir adelante con nuestras metas, con nuestros propósitos, ¡sé ese héroe!

Actúa por amor. Si te enfocas en evitar riesgos, terminarás arrinconado, acorazado, escondido, “seguro”. Actúa por amor, vé hacia lo que amas, haz lo que más quieres, supera los obstáculos, en lugar de huir de ellos, confrontálos, soportalos, supéralos, por amor. Por amor.

 

 

Tags: , ,

¿Por que nos Entusiasmamos con el Destino?

Posted by admin on July 25, 2017
Motivación / No Comments

Soy más partidario del libre albedrío, pero me causa gran curiosidad la obsesión que tenemos con “El Destino”.

Nos gusta pensar que estamos destinados a una persona, que es “la indicada”, o una situación, meta o causa, predeterminada por alguna deidad o “El Universo” mismo.

Esto es causado por la necesidad de seguridad que tenemos, que el mundo sea tan injusto, cruel y desinteresado en nosotros nos asusta, y tendemos a aferrarnos a una idea, a mantener la esperanza, a creer en el destino.

El destino, por supuesto, no existe como tal, nos encontramos viajando siempre hacia el futuro, un instante a la vez. No hay destino. Tu formas tu propio destino con tus acciones recurrentes, día a día, nos convertimos en arquitectos de nuestro propio destino.

Sin embargo, nos gusta pensar que las cosas “nos las mandan”, un dios, el universo, esa caja negra llamada “destino”, nos gusta pensar “esto tenía que pasar así”, “estabamos destinados a encontrarnos”, cuando en realidad, la suma de todas nuestras acciones nos ha llevado al lugar en que nos encontramos.

Pero esa idea le da un misticismo muy atrayente, embriagador, cursi. Personalmente detesto las cajas negras, por tanto no tiendo a crear estas ideas, es como una “inmunidad natural”. No me mal entiendas, no soy un amargado, soy un romántico empedernido, pero de un romanticismo en toda la extensión de la palabra, épico, donde uno forma su destino a base de esfuerzo, dedicación y voluntad. ¿Hay algo más romántico?

De lo que podemos estar seguros, es de que solo la lluvia cae del cielo, depende completamente de nosotros alcanzar nuestros propósitos. No hay destino. Lo construimos cada día.

Tags: , ,

Minimalismo Emocional

Posted by admin on July 10, 2017
Motivación, Pensamientos / No Comments

“El minimalismo no se trata solo de tener menos cosas, aunque ese enfoque general se le da, sino de también de tener menos preocupaciones, menos problemas, pocos objetivos en la vida, pero relevantes, significativos.”

El minimalismo, quitar sobrantes, quedarte con lo escencial, se esta contraponiendo al consumismo, en el que se valora la acumulación de poseciones. Pero para personas que ya de tenemos pocas cosas, ¿que beneficio nos dejaría? ¿Por qué nos interesaríamos en ello?

Cada que ves algo sobre minimalismo y como la gente que tenía tres autos se queda con uno, las que tenían dos casas se quedan con una y dices “¡Si yo no puedo comprar siquiera uno!” “¡No es que sea minimalista, es que estoy quebrado!”.

Tienes la razón. Se enfoca mucho en lo material. Sin embargo, la aplicación no es exclusiva del mundo material, aplica también al mental, emocional, espiritual. Existe un exceso de oferta hoy en día, nuestros sentidos estan siendo bombardeados día y noche y la vida se ha complicado.

Aún teniendo pocas cosas, tenemos demasiado en nuestra vida. Demasiados problemas, demasiadas preocupaciones, queremos abarcar demasiado, y el que mucho abarca, poco aprieta, como sabiamente dice el refrán.

Pensamos demasiado, “many mind”, tenemos demasiadas cosas en la mente, el trabajo, la tele, novi@, los deportes, la situación económica, salud, el que dirán, conflictos con compaleros o vecinos, etc.

Queremos más dinero, éxito, amor, salud, reconocimiento, fama, placer, etc. Aquí es donde entra el minimalismo, reduciendo la cantidad de cosas que queremos al mínimo, dejando solamente lo más importante, para podernos concentrar.

Caso contrario, nos extenderemos y nunca terminaremos, propiciando un sentimiento frustración, de enojo y rencor hacia la vida, los demás, la sociedad. El minimalismo, su aplicación, es tomar responsabilidad y profesar humildad. Humildad de reconocer que no puedes con todo lo que quisieras y responsabilidad de encargarte de lo que es más importante para tí.

Depende de ti, de que es lo que en verdad es importante, puede ser la salud, el bienestar, el amor. Como lo puede ser el placer, el dinero o el éxito. Solo tu lo sabes. Sin embargo, es una mejor idea tener un solo objetivo a la vez, dejemonos de cargar con todo el mundo sobre nuestros hombros, cada quien podemos con una sola cosa a la vez, aunque las demás tengamos que dejarlas de lado.

Este es el autentico minimalismo. Y aplicarlo no es sencillo. Las cargas emocionales las tienes que sacar, como vaciar la habitación, tenemos que ordenas nuestras cosas, empacarlas y sacarlas, así también nuestros deseos y cargas del corazón, requieren un esfuerzo para ordenarlas, clasificarlas, decidir que es lo escencial y dejar de lado lo demás. Esto no es nada sencillo, y muchas veces tenemos un fuerte apego por cosas que hemos mantenido por mucho tiempo.

Es simple pero no fácil, es díficil, sin ser complicado. Es duro, requiere de fuerza de voluntad y muchos no estamos preparados para dejar ir. Así que es poco a poco, a menos que estes en el momento correcto de tu vida, probablemente no puedas deshacerte de todo y quedarte con lo minimo, tendremos que hacerlo poco a poco, ir sacando todo lo que tengamos dentro que nos estorba. Será una experiencia catártica, bastante liberadora.

Y en ese minimalismo es en el que hemos de pensar, la vida puede ser tan simple como estes dispuesto que sea.

Tags:

Lograr el auto control

Posted by admin on April 08, 2017
Motivación / No Comments

Para lograr el autocontrol hay que realizar una auto-inspección todo el tiempo, programar tu mente como una computadora, como un cortafuegos que filtra permanentemente tus reacciones a estímulos externos.

Para lograrlo debes determinar qué es lo que te impulsa, qué te motiva. El ser humano está compuesto de espíritu, mente, cuerpo y circunstancia, debes inspeccionar y calibrarte para saber qué estímulos provocan que emociones, y así saber cómo contrarrestar las emociones negativas y promover positivas.

El ejemplo clásico es el de la ira, en el que estás enojado y golpeas un saco o un maniquí para liberarte de tu ira. Bien, funciona de ida y vuelta: espíritu (emoción) -> mente (pensamiento) -> cuerpo (sensación) ->  circunstancia (estímulo) y adelante a atrás: circunstancia (estímulo) ->cuerpo (sensación) -> mente (pensamiento) y espíritu (emoción).

Los estímulos y pensamientos pueden cambiar el estado actual de tus emociones, y ciertas emociones pueden motivarle a tomar medidas o realizar ciertas actividades. No puedes controlar tus emociones, ni las circunstancias o el ambiente (aunque puedes moverte a otro ambiente), pero puedes controlar tus pensamientos y acciones, y eso es más que suficiente.

Si estás en un ambiente negativo puedes retirarte del mismo. Si tus circunstancias son negativas, puedes controlar tus pensamientos y cultivar emociones positivas. Si tienes emociones negativas puedes encontrar los incentivos adecuados para tranquilizarte, no siempre tendrás a mano un saco de arena para golpear si estás enojado, o un hombro para llorar si estás deprimido.

Utiliza lo que tienes siempre a mano, tu mente y tu cuerpo, para activar estímulos y contrarrestar las emociones negativas o no deseadas en ese momento, y promover emociones positivas a voluntad.

Esto requiere mucha dedicación, compromiso y disciplina, lograr el autocontrol no es nada sencillo, pero muy gratificante, y especialmente útil.

Tags: , , , , , ,

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com